Este artículo va dedicado especialmente para todos quienes durante el 2018 descubrieron el mundo foodie. Si durante el año pasado emprendiste este viaje culinario con nosotros y viviste todas las aventuras que esto significa, prepárate porque estamos en un nuevo año y venimos por más.

Después de los nuevos sabores que has probado y todos los restaurantes que te han deslumbrado con su propuesta, seguro debes pensar que ya eres un foodie consagrado y eso no hay quien lo discuta. Pero somos curiosos y nos gusta estar en movimiento, es por eso que nuestra naturaleza foodie nos exige siempre nuevos mundos de sabor para explorar.

Así que es hora de defender ese título foodie en tu familia, tu grupo de amigos, tus compañeros de trabajo o simplemente por el placer que encontramos en esa actividad tan sencilla y hermosa: comer.

Es por eso que hemos preparado, especialmente para ti, esta lista de pequeños (y no tanto) retos que consideramos casi imperativos si queremos tener un año lleno de sorpresas guiadas siempre por la comida y las historias que la rodean.

En sus marcas, listos, ¡ya!

  • Probar ese plato que siempre dices que probarás pero aún no lo has hecho.
  • Entrar en un restaurante solo porque el aroma te parece irresistible.
  • Ir con tu mejor amigo/a a comer y dejar que él/ella elija tu plato.
  • Probar todos los platos de la carta de tu restaurante favorito.
  • Tomar clases de mixología.
  • Crear un cóctel con tu nombre.
  • Cocinar en casa al menos un viernes de cada mes.
  • Intentar replicar la receta de ese plato que tanto te gusta.
  • Probar un plato que tenga un ingrediente que usualmente no comerías.
  • Planear un viaje sólo por conocer ese restaurante increíble.
  • Probar la gastronomía de un país distinto cada mes.
  • Aprender un término foodie nuevo cada semana.
  • Comprar al menos un nuevo recetario o libro de cocina.
  • Coleccionar souvenirs de los restaurantes que visites.
  • Tomarte un selfie con los chefs de tus restaurantes favoritos.
  • Publicar una foto de comida a la semana.
  • Hornear o preparar un snack para tus compañeros de trabajo.
  • Invitar a toda tu familia a una comida completa preparada por ti.
  • Jugar al detective culinario con cada nuevo plato y descubrir al menos tres ingredientes (además de los principales).
  • Investigar un desayuno tradicional de otro país y ponerlo en práctica.
  • Intentar una presentación distinta para tus platillos de siempre.
  • Probar, al menos, 10 platos tradicionales de tu ciudad de origen.
  • Empezar un pequeño huerto en casa.
  • Saber qué especias van mejor con cada tipo de carne.
  • Organizar una cata de vino con amigos.
  • Probar 20 platos que contengan chocolate
  • Hacer un top cinco de las mejores hamburguesas o pizzas de tu ciudad.
  • Comer un postre que tenga sal, ají o alguna otra combinación inusual.
  • Ver nuestra lista completa de películas y series foodies.
  • Sellar todas las páginas de tu Pasaporte Foodies.

¡Para grandes foodies, grandes retos! Te invitamos a descargar esta checklist. Y como queremos que te acompañe siempre y no pierdas de vista cada uno de los retos que vayas cumpliendo a lo largo del año, tenemos dos opciones de descarga. ¡Elige tu favorita!

Mis retos para móvil Mis retos para imprimir

 

Recuerda que no se trata de una carrera de velocidad sino de una divertida forma de seguir viajando a través del mundo culinario. Estamos ansiosos de que etiquetes a Pasaporte Foodies en las fotos o historias de cada reto que te animes a cumplir ¡Vivamos la aventura juntos!

Ha pasado poco más de dos años desde el terremoto de 7,2 grados que arremetió contra la costa del Ecuador, devastando múltiples poblados de la provincia de Manabí. La normalidad se ha reinstaurado en Manta